Ruta de Sección: Inicio > Extractos > El Silencio

Textos Advaita - José María Martínez Gaspar

El Silencio

por José María Martínez Gaspardel libro caminando hacia el vacío
Buda Art

Una mente Silenciosa es imposible.
La mente es básicamente ruido.

El intento de conseguir el Silencio,
perturba aquello que se está buscando.

Uno no puede experimentar este Silencio.

Este Silencio es básicamente un no estado.
Si fuera un estado de conciencia,
entonces no sería Real.

La palabra nacida del Silencio es Amor.

El Silencio acaba con todas las dudas.
De hecho acaba con la verdadera interferencia,
el dudador.

Muchos gurús no conocen el verdadero Silencio.

Este es inexpresable.

Sólo puede ser descrito en términos negativos.

Eso es debido a que la palabra se mueve
en la naturaleza inestable de la dualidad.

La palabra no divorciada del Silencio
es auténtico poder.

Una mente controlada
no puede alcanzar jamás el Silencio.
No se trata de una meta.
Es el origen y el destino de
Tí Mismo.

Vivir el Silencio es Ser-Lo.
Mantenerse callado no es Silencio.
No reaccionar tampoco
es un indicador del Silencio.

El Silencio no es una mercancía
que se compra y se vende en cursos y talleres.

El Silencio es el recuerdo perdido de la simplicidad que Somos.

En el Silencio todo y todos caben.
Sin el Silencio no hay sitio para tí ni para nadie.

El Silencio es el espacio vacío que contiene todo lo manifestado.

El Silencio no empieza ni acaba,
pues no tiene origen ni tampoco final.

El Silencio es la Joya de la Conciencia.

Su valor es incalculable.

Decir Silencio es sinónimo de Paz,
pero no la paz del cementerio.
Esta paz es dinámica, vital e inagotable.

Practicar el Silencio es un sinsentido.

Cuando el Silencio aparece en tu Vida,
nada permanece igual.

En el Silencio dejas de tomar parte
en la batalla dialéctica de intentar tener razón.

Este Silencio no te permite enjuiciar, criticar,
pero sí actuar conforme a las circunstancias
y aparentes personas de tu entorno.

No enojarse no es indicativo
del Silencio.
El Silencio puede ser explosivo.
De hecho toma la forma
del condicionamiento impuesto en la persona.

Esto es un acto natural,
pura espontaneidad, libre de modelos.

Si quieres encontrar una persona Silenciosa, estás perdid@.

Encuentra el verdadero Silencio que Eres.
Nunca serás defraudado.
Y tu frustración y contrariedad
se alejarán de Tí como el pájaro huye del águila.

Definitivamente, te digo,
el Silencio no es una experiencia.
Está más allá de ella y muy cerca de Tí.

Es el substrato de la Talidad, la Realidad Eterna Que Tú Eres.

ir a inicio   ir a sección   ir arriba Libros  | Extractos  | Recomendados RSSFacebookTwitter