Ruta de Sección: Inicio > Ensayos > La maravilla de no-saber

Artículos Advaita - Mauro Bergonzi

La maravilla de no-saber

Más allá de la ciencia y el no-dualismo

por Mauro Bergonziscience and nonduality
Maravilla

Por lo general describimos el mundo en términos de árboles, montañas, ríos, nubes, coches, casas, gente, etc.

Pero un químico podría decir: "¡No, esto no es lo que realmente son las cosas! El mundo se compone básicamente de moléculas que se combinan unas con otras al azar sin cesar".

Sin embargo, un físico contestaría: "¡No es así en absoluto! La realidad está compuesta de campos de energía/materia donde la danza de las ondas/partículas se produce incesantemente".

¿Quién tiene razón? ¿Quién está equivocado?

Todas ellas son meramente descripciones conceptuales que sólo pueden proporcionar una visión relativa de la realidad.

Realmente no vivimos en la "realidad", sino en una descripción de ella, que es como una "burbuja" de conceptos y palabras a nuestro alrededor, que con el tiempo construye una visión ficticia de nosotros mismos y del mundo.

Incluso el no-dualismo (como cualquier otro -ismo sin excepción) es sólo una descripción conceptual de la realidad, que desesperadamente trata de señalar lo incognoscible "Sea lo que sea": en cuanto se convierte en una ideología que se basa en palabras y pensamientos, es incapaz de disfrutar del sabor del Ser.

Así que estamos viviendo en conceptos sin darnos cuenta.

Creemos ciegamente que la realidad es tal como nuestro pensamiento la representa.

La ciencia nos da una descripción "objetiva" del mundo material que, en cierta medida, puede ser muy útil para la mejora de la humanidad, por muy relativa e incompleta que sea.

La no-dualidad ―en la medida en que todavía depende de palabras y pensamientos― es simplemente otra descripción conceptual de la realidad, aunque su comprensión de la no-separación puede disipar una gran cantidad de sufrimiento en nuestra vida.

Ninguna de ellas es más o menos correcta, y ambas son útiles.

Pero mientras dependamos sólo de ellas (de las descripciones), permanecemos atrapados en la red de conceptos.

Así como la red del pescador sólo puede capturar peces, pero no el agua que la atraviesa e incluso la sostiene, la mente pensante sólo puede captar conceptos, pero no la conciencia que la percibe como un objeto: el "agua de la conciencia" nunca puede ser detectada por la red de la mente pensante.

De hecho, la conciencia es un misterio paradójico: por un lado, su evidencia es innegable por el hecho de que somos conscientes de los objetos, pero por otro lado es incognoscible, así como la existencia del ojo es innegable por el hecho mismo de que podemos ver objetos, aunque siempre permanece invisible, fuera del cuadro.

Sin embargo, incluso la "conciencia" es sólo un concepto: a través de él, finalmente nos enfrentamos con la "línea de fondo" desconocida de cualquier conocimiento humano.

Ninguna comprensión puede alcanzar la Fuente incognoscible de todo.

¿Qué pasa si cualquier idea acerca de quién soy, incluyendo incluso la idea de "consciencia", se derrumba totalmente?

¿Qué pasa si cualquier idea acerca de la realidad, incluyendo incluso la idea de "no-dualidad", colapsa totalmente?

¿Qué pasa si incluso estas mismas palabras que estás leyendo ahora pierden cualquier significado y se desmoronan?

¿Qué queda cuando cada intento de comprender o conocer la realidad revela su total futilidad?

Entonces, desde la frustración, la mente pensante no puede evitar decir "no lo sé" y finalmente se calla.

Pero cuando ese "no lo sé" sumerge la cabeza en el corazón, el filósofo muere y nace el místico.

No es un proceso en el tiempo. Es una singularidad donde todo lo conocido se derrumba y desaparece.

Es una explosión intemporal de pura maravilla y asombro que hace desaparecer todo lo demás.

Y lo que queda es una salvaje, libre, espontánea y totalmente incognoscible vitalidad, dentro de la brillante oscuridad del Misterio que finalmente somos.

 
Mauro Bergonzi

"¿Cuántos pasos necesitas para llegar a donde estás? ¿Cuánto tiempo se tarda en llegar al ahora? ¿Cuánto esfuerzo tienes que hacer para llegar a ser lo que ya eres?"

Mauro Bergonzi ha estado enseñando Religiones y Filosofías de la India en la Università degli Studi di Napoli "L'Orientale" desde 1985. También es miembro de la I.A.A.P. (Asociación Internacional de Psicología Analítica) y del C.I.P.A. (Centro Italiano di Psicologia Analitica). Es autor de ensayos académicos y artículos sobre las Filosofías Orientales, las Religiones Comparadas, la Psicología del Misticismo y la Psicología Transpersonal.

Desde 1970, ha practicado meditación (principalmente dentro de la tradición budista, taoísta y Vedanta), conservando siempre un enfoque no-confesional y no dogmático. Después de un desvanecimiento natural y espontáneo tanto de la búsqueda como del buscador, solamente un no-dualismo radical prevaleció en él. En este sentido, su familiaridad desde hace mucho tiempo con las enseñanzas de Nisargadatta Maharaj, Krishnamurti y Tony Parsons fue crucial.

En los últimos diez años, ha sido invitado a dar regularmente satsang en Italia. Un estudio de la comunicación no dual que ocurre en estas reuniones ha sido publicado en el libro Il sorriso segreto dell'essere (Mondadori).