Ruta de Sección: Inicio > Ensayos > Jesús y el Camino

Artículos Advaita - Franklin Merrell-Wolff

Jesús y el camino

por Franklin Merrell Wolff
Franklin Merrell-Wolff

"Nadie viene al Padre sino por Mí". Así habló Jesús. Aunque muchos escucharon, pocos entendieron, así que buscaron al Padre a través de creer en un hombre que vivió por un corto tiempo en esta tierra. Pero ningún hombre es "Yo" [Mí], porque el hombre es un objeto, mientras YO SOY siempre es el sujeto. Por tanto, traduciendo la cita anterior en el sentido de, "nadie viene al Padre sino por Jesús", cambia completamente el significado. El Padre es la Divinidad, Dios, Brahman, la Realidad Trascendente final. Ahora bien, esta Realidad es la Consciencia en la que sujeto y objeto ya no están divididos sino que juntos forman un Mar de Consciencia unido. La tendencia general de la humanidad es buscar a Dios como un objeto, es decir, Dios es adorado como un objeto que se representa como algo aparte del adorador. Lo que Jesús quería decir es que el éxito no se puede alcanzar por esta vía. Es sólo a través del "Yo" que el Padre puede ser alcanzado.

Mientras que tanto los factores subjetivos como los objetivos se mezclan en la Conciencia Absoluta, sin embargo la cualidad se realiza en el momento subjetivo. No hay más que un solo "Yo" o sujeto. Una vez más, este es la más inmediato e íntimo de todos los hechos. Por lo tanto, sólo a través del "Yo" se realiza la identidad. Abordado de cualquier otra manera, Dios es siempre algo aparte del buscador y, por lo tanto, se encuentra en la distancia. Venir al Padre es ser uno con el Padre, y esto sólo puede lograrse a través del Sujeto puro o el YO [el Ser o Sí mismo].

Con la interpretación más común de la cita anterior hay un claro enfrentamiento entre la enseñanza de Jesús y el de las otras luces espirituales más importantes del mundo. Pero con la interpretación presentada aquí se da una casi, si no total, completa reconciliación, no solo con las enseñanzas de los otros grandes fundadores de religiones, sino también con los aforismos espontáneos de casi todas las almas espiritualmente iluminadas. Se ajusta perfectamente con el "YO SOY el que SOY" del Antiguo Testamento. Es idéntico en significado a la doctrina central del budismo y el brahmanismo, donde encontramos la formulación más clara y más completa de todas. El "Cristo" de San Pablo es un Cristo místico y no una persona distinta. Es un nivel de Consciencia del que Jesús el Cristo era el símbolo para él. Este nivel de Consciencia es idéntico con aquel desde el que Jesús habló. Esta concordancia además se puede observar leyendo las obras de una serie de Hombres Realizados en Dios, como Jacob Boehme, Spinoza, Whitman, Hegel, Rama Tirtha y Inayat Khan. No es necesario elaborar más aquí.

- Franklin Merrell-Wolff
De Philosophy of Consciousness Without an Object, Capítulo 7.- State University of New York Press
Fuente: Sat Sangha Salon