Ruta de Sección: Inicio > Libros y extractos > Libertad y Resolución

Libros - Gangaji

libertad y resolución
el filo viviente de la rendidión

Libertad y Resolución

Detalles del libro:

Título: LIBERTAD Y RESOLUCIÓN
Subtítulo: El filo viviente de la rendidión
Título Original: Freedom & Resolve - The Living Edge of Surrender
Autor: Gangaji
Nº de páginas: 120
Editorial: El Grano de Mostaza
Año de edición: Primera edición: octubre de 2010
ISBN: 978-84-938091-2-6

Descripción:

Gangaji es una maestra occidental contemporánea que nos ofrece una curiosa combinación de gracia y valentía, humor y comprensión, simpatía y resolución. Es una "persona como tú", como a ella le gusta definirse.

A través de sus palabras, las enseñanzas y la invitación de sus propios maestros Ramana Maharshi y Papaji nunca han estado tan al alcance de nuestras mentes y corazones.

En la madurez de su despertar nos ofrece esta obra en la que nos invita a mirar con valentía dentro de nosotros, a soltar nuestros deseos y apegos, a permanecer vigilantes en el filo viviente de la rendición.

La elección es tuya

Después de siglos de contar la historia de la separación de Dios, parece que esa narración no ha sido elegida por nadie. Aparenta eso, pero no es así. Simplemente has seguido escogiendo el relato trasmitido por tus antepasados, por tus vidas pasadas, por tus errores y deseos anteriores. Pero lo que tú eres es aquello que está más allá de cualquier elección.

La elección reside en nuestra capacidad mental de negar esta verdad o aceptar. Esta elección es el libre albedrío: la libertad de elegir. No tienes libre albedrío con respecto a quien eres. Eres eso plena y completamente. Pero tienes libre albedrío con relación a los poderes de la mente y de la imaginación. Puedes actuar como si no fueras quien eres. Puedes actuar como si casi lo fueras, pero no del todo. Puedes llevar a cabo todo tipo de variaciones y permutaciones al elegir o negar quien eres.

Has jugado a esto durante siglos y, por fin, acabas cansándote de jugar, porque este juego es limitado. A pesar de todo su despliegue, a pesar de toda su belleza, a pesar de todo su dolor, el juego es limitado porque se basa en la suposición de que, de algún modo, estás separado de la Verdad, de la comprensión, del amor, de Dios. Todo el juego se basa en la suposición de la separación, y esta presunción raras veces se investiga. Se cree que esta hipótesis es real, y a partir de ese momento el juego se complica mucho.

Te invito a ver quién está jugando en realidad.

De manera natural, tú eres conciencia. Lo que llamamos "Dios" es conciencia suprema. Eres uno con Dios de manera natural. Eres la Verdad de manera natural. Todo el resto no natural. Es posible que sea normal, pero no natural. Puede que sea habitual, pero no es natural. Incluso el juego tiene su propósito, porque al creer en el juego y en la normalidad no natural que lo caracteriza, cabe la oportunidad de que te imagines perdido, de que experimentes el dolor y el sufrimiento de estar extraviado) de estar expulsado, de estar separado de Dios. Entonces, esa imaginación, ese juego con todo su dolor, puede generar el anhelo de reunirse con la Verdad en toda su gloria.

Si descubres que das por sentada la verdad de que eres conciencia, de que eres uno con Dios, de que eres la Verdad, ese dar por sentado es una especie de trance o estado de sueño en el que un día imaginarás que estás separado, que estás perdido, y la búsqueda comenzará de nuevo.

En la invitación que extiende Ramana, la llamada a la autoindagación directa, tienes la oportunidad de averiguar quién está perdido, quién se siente separado. No encontrarás a nadie. Nadie está perdido. La persona perdida fue fabricada en la mente para que comenzara el juego. Si has tomado la resolución de investigar intensamente de manera fresca y completa, en lugar de seguir durmiendo y creyendo en la supuesta separación, entonces te encontrarás a ti mismo como esa misma conciencia en la que jugador, buscador, unión y separación aparecen y desaparecen.

Del primer capítulo de Libertad y Resolución

Comentario: "Libertad y resolución"

Éste es un pequeño pero interesantísimo libro publicado a finales de 2010 cuyo subtítulo ―el filo viviente de la rendición― señala bastante bien el hilo conductor de la obra.

El volumen está formado por diecisiete capítulos y una nota biográfica final sobre Gangaji. Hay una mezcla entre capítulos cuyo formato se basa en preguntas y respuestas, y otros que son directamente una disertación de Gangaji. Desde el principio la declaración de intenciones de esta audaz maestra es clara: "La elección es tuya", título del primer capítulo, en donde nos dice, nada más comenzar, que la verdadera libertad es la libertad de elegir entre la verdad de aquello que somos, o elegir los poderes imaginativos de la mente que van a construir una interminable historia personal.

El segundo capítulo está dedicado a la vigilancia, tema directamente relacionado con la rendición. Básicamente Gangaji establece una equivalencia entre la vigilancia y la conciencia siendo estos conceptos sinónimos para señalar a nuestra verdadera naturaleza. El extracto de conversación que forma el capítulo siete "investigar la naturaleza de los fenómenos" nos parece digno de remarcar. En él, así como por otras partes, Gangaji demuestra su experiencia en la búsqueda y las trampas que la mente del buscador utiliza para tomar las palabras que señalan aspectos de la verdad de forma literal y con ello creer que ya está asimilado su mensaje, por ejemplo, en este capítulo señala el frecuentísimo error que se observa actualmente de identificar "Lo que Es" (una fórmula muy utilizada) con los fenómenos, con lo que ocurre. Gangaji recuerda que "Lo que Es" es lo inmutable y los fenómenos son por su misma naturaleza mutables, surgen de lo inmutable pero no se puede establecer una equivalencia, y mucho menos una identidad. En el capítulo "cuando nada es algo" vuelve a señalar otro error frecuentísimo. Y, en fin, en varios de ellos nos relata pasajes de su encuentro y vivencia con Papaji y su famosa orden de "detente" que fue la flecha que tocó el corazón de Gangaji.

Para terminar diremos que todos los capítulos son muy breves y pueden muy bien leerse sin necesidad de continuidad, por lo que podemos abrir el libro por cualquier página y comenzar a leer teniendo la seguridad de que, aquello que nos dice, es adecuado en ese momento puesto que el mensaje de Gangaji va siempre a lo esencial. Una pequeña joya de sabiduría.

Recensión por José Manuel Lagunas

Selección de textos:

ir a inicio   ir a sección   ir arriba Libros  | Extractos  | Recomendados RSSFacebookTwitter