Ruta de Sección: Inicio > Ensayos > La Perfección de la Conciencia (6)

Diálogos Advaita - Burt Harding

La Perfección de la Conciencia (6ª Parte)

por Burt HardingExtraído de: the perfection of awareness

Preguntas y Respuestas (4)

Puesto que somos la conciencia que tiene pensamientos, ¿por qué es necesario ver la diferencia antes de que podamos ver su unidad?

Nuestro cerebro está diseñado de tal manera que prestar atención a algo automáticamente implica ignorar otra cosa. Por ejemplo, vemos las estrellas e ignoramos el espacio; leemos este texto e ignoramos la página; vemos la película e ignoramos la pantalla. El cerebro está construido para sobrevivir y así se crea la dualidad. Sin dualidad la creación no es posible. Por lo tanto, con el fin de ver quién es el que existe como tú, tiene que haber la claridad de conocer la diferencia entre el pensamiento y la conciencia. Los pensamientos siempre son lo primero que reciben nuestra atención y por eso los hacemos reales. Sin embargo, ¿qué es lo que ve el pensamiento? ¿No es la conciencia? Por lo tanto, aunque el pensamiento parece venir primero, es la conciencia la que hace posible que exista un pensamiento. Cuando puedes ver la diferencia entre el pensamiento (lo que parece ser) y la conciencia (lo que es eternamente), entonces también podemos ver su unidad y descubrir el amor incondicional. El pensamiento y la Conciencia siempre trabajan juntos al igual que tu cuerpo y su sombra. Uno de ellos es eterno (atemporal) y es el Tú Real, el otro es un pseudo-yo y parece real, pero no lo es. Es esta claridad lo que es la vida despierta.

Si la conciencia es completa ¿por qué es necesario el pensamiento?

La conciencia es completa y por eso contiene al pensamiento dentro de ella. La conciencia pura no necesita otra cosa que sí misma para ser lo que es. No necesita un objeto fuera de sí misma para ser consciente. La conciencia es tanto el sujeto como el objeto. Es como tu cuerpo creando una sombra a dondequiera que vaya. La sombra se crea automáticamente. El pensamiento es una consecuencia natural de ser consciente. Cuando vemos el pensamiento como lo que es, descubrimos que no somos un objeto, sino que sólo lo parecemos. Sin embargo, el estado inconsciente hace que el pensamiento parezca real y es entonces cuando comienza el peligro. Cada vez que nos identificamos con un pensamiento, creamos un pensador de ese pensamiento. Este pensador crea su propia pseudo-realidad y luego nos preguntamos por qué sufrimos. El sufrimiento y la identificación con el pensamiento son sinónimos. Sin embargo, tú no puedes des-identificarte del pensamiento, pero puedes distinguir el pensamiento de la conciencia. El pensamiento y la conciencia viven juntos como el cielo y las nubes pero sin embargo son diferentes. Las nubes van y vienen, se vuelven más oscuras o más claras y con frecuencia bloquean la luz del sol. ¿Pero hay algo que realmente esté sucediendo? ¿Han aniquilado las nubes realmente al sol o simplemente lo han bloqueado temporalmente? Cuando algo sucede, sólo por un corto tiempo, nos referimos a ello como "nada sucede".

El pensamiento crea el mundo que experimentamos. Por ejemplo, todo el mundo ve la misma luna, pero cada uno la ve de acuerdo con sus conceptos, creencias, sentimientos y condicionamiento. Si algo se ve como realmente es, pierde su tangibilidad y solidez, entonces es visto como energía.

Bhagavan Ramana Maharshi dice que sólo hay el Sí mismo (Self). ¿Es el Sí mismo la conciencia pura?

¡SÍ! La conciencia es auto-luminosa (Self-luminous). Es auto-sostenible (Self-sustaining,), auto-consciente (Self-aware.). Cuando usamos el lenguaje para describir al Sí mismo tendemos a dividirlo en sujeto/objeto (conciencia/pensamiento); el creador y la creación; la conciencia y su contenido (el pensamiento). El Sí mismo está produciendo, observando y apareciéndose como el drama cósmico de la vida diaria al igual que un soñador produce, observa y aparece en el sueño.

Una vez que vemos la diferencia entre el pensamiento y la conciencia, también vemos su inseparabilidad, su unidad y, como resultado, vemos claramente lo que es real y duradero y lo que parece como real y temporal. Es todo un juego divino.

¿Qué hace que el Sí mismo aparezca como muchos objetos diferentes?

El Sí mismo disfruta experimentando ya que su naturaleza es disfrutar, reír, la alegría, la felicidad y la creatividad. El Sí mismo es auto-originario (Self-originating.). En otras palabras, es sin causa, no nacido, no ha tenido principio y no conoce el fin. Su naturaleza es conciencia conocida como presencia. Puedes ver esto cuando estás totalmente vacío durante unos momentos y todo lo que ves es este espacio-consciente sin límites. Es lo que eres. El cuerpo es una apariencia de este Sí mismo al igual que el océano es uno y sin embargo crea miles de olas en su superficie. Se perpetúa a sí mismo (Self-perpetuating.). Cada objeto "vivo" tiene esta auto-expresión (Self-expression) conocida como libertad y es por esto que el control se convierte en una fuerza tan "mala". Del mismo modo, cuando nos identificamos con el pensamiento (impresiones de la conciencia), hay una pérdida de memoria de nuestra verdadera naturaleza y nos sentimos perdidos. En esta sensación de pérdida creamos la necesidad de poder y control para afirmar nuestra persona (máscara) limitada. Y es por eso que tenemos guerras, violencia, crimen y corrupción. Todo eso se deriva de una sensación de falta ("algo falta", "no soy suficientemente bueno", "hay algo malo en mí", "necesito ser alguien especial"). La falta crea la necesidad de tener, de poseer, de adueñarse, el control y las adicciones.

Uno puede preguntarse, "¿Por qué el Sí mismo crea el sufrimiento y la guerra cuando su naturaleza es el amor?" Somos este Sí mismo y nunca hemos sido otra cosa. Otro regalo glorioso dado a todos los seres humanos es la voluntad de ver o no ver. Podemos ver que somos el Sí mismo y automáticamente perdonar cada pensamiento y emoción o podemos identificarnos con ello como lo que somos. Pero de nuevo, ¿estamos realmente sufriendo o creyendo que lo estamos por nuestra identificación? Este es el misterio y la maravilla de ser Dios y no saberlo (o saberlo.)

Tú eres el Sí mismo y todo está bien ― ¿imaginas el alivio y la libertad cuando finalmente despertemos a lo que es verdadero y duradero?

Dices que la diferencia entre la conciencia y el pensamiento es la misma diferencia que entre el "ahora" y el tiempo y entre humano y ser. ¿Puedes explicarlo?

Sólo las palabras y etiquetas son diferentes, pero son una y la misma cosa. Tú eres un ser humano y todo el mundo en la tierra lo sabe, sin embargo, lo que mucha gente no sabe es que ambos son diversos y sin embargo su integración es el despertar.

El ser humano es siempre un "proceso de llegar a ser" y nunca llega. Nunca llega a ninguna parte, ya que nunca está satisfecho y siempre quiere más y más. ¿Has conocido alguna vez a un multimillonario que estuviera en paz y plenamente satisfecho y feliz? La naturaleza del ser humano es buscar, desear, anhelar, esperar, querer, ansiar y "pensar en ello".

El humano, cuando no ha despertado al Ser, vive en una continua niebla inconsciente expresada como miedo ― miedo a morir, miedo a envejecer, miedo a ser pobre, miedo a lo desconocido y siempre tratando de mejorar, superar, luchar y buscar nuevas respuestas y formas de ser mejor. Y ahora, aquí está la gran paradoja, que toda esta búsqueda y lucha y sufrimiento es para una sola cosa ― ¡"Ser"! Cuando nos damos cuenta de que todo lo que siempre quisimos en nuestra búsqueda de poder y de control no era dinero o ganancias materiales o incluso la seguridad, sino "Ser" sufrimos un shock, a veces una literal sacudida de todas nuestras creencias y luego seguido por su realización y paz. A menudo hay que enfrentarse a la muerte antes de empezar a ver lo que en realidad es obvio.

He leído muy a menudo en las enseñanzas orientales que hay que matar al ego para encontrar la paz duradera y la auto-realización. ¿Es así como funciona?

Tenemos que entender lo que significa matar el ego ya que todo es sólo un juego de palabras, porque no hay ego al que matar, sino una imagen de uno mismo (El inconsciente satanás). Además, si hubiera que matar al ego, ¿quién lo haría? ¿Crees que el ego puede matarse a sí mismo? El "Ser" no mata nada simplemente porque no ve ningún opuesto, y por tanto no ve lo malo, lo negativo, o el miedo. Todo este miedo ha sido inventado por el lado humano tratando de proteger, defender y mantener su imagen ilusoria, porque es todo lo que conoce.

Tu verdadera naturaleza es Ser y por lo tanto tú eres la belleza, el amor, la paz, la alegría y la gloria aquí y ahora, incluso mientras lees esto. Sin embargo, todo lo que se necesita es una sola duda y se crea una niebla. En nuestro proceso de "crecimiento" no aprendemos nada; no alcanzamos nada y no superamos nada ― nos limitamos a ver claramente que ¡todo es aquí y ahora SIEMPRE! No hay otro AHORA. ¡¡Siempre es AHORA!! Por lo tanto no aprendemos nada sino que simplemente quitamos la niebla de nuestros ojos y despertamos a lo que es obvio. El tiempo existe sólo para la parte humana de nosotros y es una verdad relativa. ¡¡La verdad es AHORA y es atemporal!!

Por favor, acláreme algo ― si el AHORA es todo lo que hay y estoy empezando a verlo ― ¿no está el recuerdo del ayer y la esperanza en el mañana también sucediendo ahora?

Parece que sí, pero no. En el momento que piensas en el pasado o en el futuro estás en el tiempo presente. En el presente puedes vivir en el pasado, en tu mente, completamente ¡y eso es lo que es el sufrimiento emocional! Sin embargo, el ahora NO es el momento presente, sino su contenedor. Por ejemplo, todo lo que experimentas ocurre siempre en el momento presente. Este momento presente sólo ocurre porque hay un contenedor que puede contener todo y es llamado "¡El AHORA Atemporal!" En este AHORA más allá del tiempo (que es lo que es el AMOR) todo es Uno ya sea que ocurra en Vancouver o en la luna ― ¡el AHORA lo contiene todo! Por favor, reflexiona sobre esto.

Me gustaría volver a lo que le pregunté antes sobre matar el ego. Por tanto, si el ego es una ilusión (el "yo"), entonces ¿por qué no puedo experimentar la maravilla y la gloria de la que estás hablando?

Sólo porque algo sea una ilusión no quiere decir que no creas en ello. El poder de un mago no es sólo sus trucos, sino su poder para hacer que la ilusión parezca real. Nunca revelará su secreto porque en el momento en que conozcas la verdad ya no hay ilusión y el mago ha perdido su medio de vida. Del mismo modo, en el momento que vemos claramente que el ego es una ilusión (y honestamente vemos la ilusión) entonces ya no tiene ningún poder sobre nosotros. Por lo tanto, ya no estamos sujetos a ser víctimas.

Para ver el ego por lo que es se requiere la disposición honesta para MIRAR (escuchar) que todo lo que sucede en el tiempo es relativo a nuestro sistema de creencias y NO es la realidad.

Puesto que el humano y el ser son realmente uno, entonces ¿no puedo vivir la vida humana, mientras sé que yo soy un Ser?

Si sabes totalmente que eres un Ser entonces no hay nadie que pueda decir, "¿no puedo vivir la vida humana?" Sólo hay el Ser representando el rol humano. Sabiendo que primero eres un Ser puedes actuar completamente como humano en tu vida diaria en todos los sentidos como la expresión, la sexualidad y las aparentes subidas y bajadas emocionales, pero la verdad es que estás siendo vivido y has encontrado la paz. Ves claramente el sueño.

La integración de humano y Ser es el matrimonio ideal de la felicidad, la paz y la plenitud. Esto también significa esa aceptación total de tu humanidad tal como se presenta.

¿Puedes trazar el camino (hacerme un mapa) para vivir la vida espiritual?

Ni siquiera se me ocurriría darte un mapa de este tipo. El mapa no es el territorio al igual que las palabras aquí en el texto no son la verdad. Ellas son punteros y todavía tienes que investigar por ti mismo. No hay ningún mapa, ni camino o ruta específica que se debas tomar, excepto escuchar tu propio corazón. No escuches a nadie excepto para SENTIRLO en tu corazón y ver sus posibilidades. Mantente abierto en tu corazón y ESCUCHA. Tu propio camino se mostrará con claridad cuando eres sincero al confiar en el Ser. No hay un camino que ya esté trazado, por no hablar de un mapa que describa la ruta. La ruta en sí se hace con el presente andar.

Me siento confundido cuando leí el material sobre el AHORA y el TIEMPO sin un objetivo específico o guía que seguir. ¡Parece todo tan vago!

Puedo entender completamente tus sentimientos porque yo también lo he sentido, de hecho, no conozco a nadie que no haya sentido lo mismo. Todo es parte del viaje. La Vía Directa es la experiencia de dejar ir, soltar, abandonar radicalmente cualquier identificación con saber cualquier cosa. "Ser" significa aceptación, amor, aquí-ahora, silencio, mente-vacía, dejar-ir, rendirse, escuchar. Es la forma de ver que todo el miedo, la niebla, la ansiedad, la infelicidad y el sufrimiento es una guía hacia tu forma de pensar. Escucha tu diálogo interno (lo que te cuentas a ti mismo como verdad) y comenzarás a ver claramente lo hipnotizado que estás. Después de todo, el mundo que experimentas está todo en tu mente ― esto es un hecho que tiene que ser aceptado para que la paz sea experimentada.

Yo sé que la aceptación es esencial y mi pregunta puede parecer tonta, pero si he de ser sincero contigo tengo que decir, "no sé cómo aceptar".

La palabra "aceptación" es muy poderosa y tu pregunta es honesta y bastante bella. La aceptación es la muerte del ego puesto que el ego se nutre de la resistencia, la lucha, la negación y la huida, ya que estas son las formas que utiliza el ego, que nunca funcionan sino que traen un mayor sufrimiento.

La aceptación no es algo que el ego ("yo") quiere hacer y por eso recurre a la ira (control). Por lo tanto, ¿puedes aceptarte a ti mismo mientras experimentas el ego? Por supuesto que no, sin embargo, puedes seguir los pasos descritos en este libro. En el momento que eres consciente de algo incómodo, como miedo, culpa, vergüenza, o incluso apego ― haz una pausa por un momento y reconoce la sensación en tu cuerpo. Toma una respiración profunda y luego visualiza cómo se vería este sentimiento en tu cuerpo (o qué color emana). No lo etiquetes como "miedo" o "ansiedad", etc, entonces permanece con la sensación y si se empieza a formar una historia alrededor de ello como, "podría haberle golpeado en la cara", o "me pregunto qué va a pasar a partir de ahora", etc, entonces sé consciente de ella y vuelve a ESCUCHAR la sensación en el cuerpo hasta que se mueva y cambie a una sensación neutra. Esto es muy poderoso y el ego empezará a morir a partir de este sencillo proceso.

Cuando Jesús dijo: "No te preocupes del mañana, deja que el mañana cuide de sí mismo." ¿No estaba diciendo lo mismo que estar aquí y ahora?

Sí, pero él estaba diciendo mucho más. Cuando nos centramos en el momento presente, también estamos creando soluciones para todo lo que nos está afligiendo en el momento simplemente no preocupándonos por ello. Cuando nos preocupamos, bloqueamos nuestra escucha-receptividad, nuestra sintonización con el universo y perdemos nuestro equilibrio, es decir, dejamos de estar sincronizados con el flujo del universo. Cuando conscientemente aceptamos lo que está en el ahora, también estamos "creando" una flujo de abundancia de lo que sea necesario como dinero, soluciones, respuestas o lo que sea.

Cada vez que aceptamos una experiencia dolorosa y confiamos en que todo va a salir bien, entonces saldrá bien tan inevitablemente como que el sol sale al amanecer.

¿No está el mundo que experimentamos de acuerdo a como lo hemos creado?

¡Exactamente! El viaje es una experiencia creativa y sigue la ley de la atracción, que es la poderosa ley de la mente (pensamiento).

Cuando no conocemos la diferencia entre el pensamiento y la conciencia aún creamos, sin embargo, es una creación inconsciente basada en creencias condicionadas y así es como la separación crea conflicto, lucha, guerra, dolor e ignorancia.

Cuando, por el contrario, conocemos la diferencia entre el pensamiento y la conciencia, creamos un paraíso sin esfuerzo. A medida que aprendemos a ESCUCHAR a través de la conciencia de presencia, ya no estamos sujetos a las circunstancias ni a la forma en que la gente piensa. Por ejemplo, si alguien está enojado contigo (donde antes podría haberte arruinado el día) ahora, a través de ver lo que está sucediendo realmente, tienes compasión y comprensión.

Cuando vemos claramente la diferencia entre el pensamiento y la conciencia, también vemos el proceso creativo y cómo la unidad (el pensamiento y la conciencia como uno) crea el mundo que experimentamos momento a momento. No es bueno ni malo, todo se mueve de acuerdo a la unidad. La Unidad es el Amor incondicional.